Los presos del Iberá: Libres, pero no tanto

Hace minutos fueron liberados los activistas del Comando Carpincho (Grupo de Acción Directa) de la Organización Ecologista Guardianes del Iberá tras una noche en el calabozo de la comisaría de Colonia Carlos Pellegrini.

S1090075

Tras una fuerte y rápida presión social comunicándose a la comisaría de Colonia Pellegrini y a la fiscalía a cargo de la Dra. Infran y a las gestiones del abogado de Guardianes del Iberá , Esteban Ordenavia, la justicia dejo en suspenso el cumplimiento de la sanción de 10 a 20 días de prisión.

Los activistas habían sido detenidos por personal de la Comisaría de Colonia Carlos Pellegrini tras detener y bloquear un camión de una arrocera que opera en la zona de la Colonia – Laguna Iberá.

Declaración de Esteban Ordenavia, abogado de la Organización, sobre la situación:

Si bien los activistas ya se encuentran en libertad, vamos a continuar los reclamos ante la justicia por los errores cometidos en el procedimiento policial y la inexistencia de la comisión de infracciones por parte de los miembros de Guardianes del Iberá. Ya que solamente se manifestaron en forma pacífica y la conducta desarrollada no encuadra en ningún delito ni contravención”.

Luego explico “Hoy por hoy la situación procesal de los ecologistas es que fueron sancionados por infracción al art. 40 y 49 del Decreto Ley 124/01, aunque la pena prevista para los mismos quedó en suspenso es decir, no deberán cumplirla efectivamente”.

Esta situación no es nueva y se suma a numerosos acciones directas que han realizado los ecologistas desde el año 2009 y que el 13 de abril del 2011 había culminado con la represión de los activistas quedando 14 detenidos en esa fecha.

Los ambientalistas reclaman el cierre de las arroceras que extraen agua ilegalmente del Parque Provincial Iberá, fumigan sobre problación humana y el ambiente y destruyen el Puente Baeley con el paso incesante de los camiones arroceros.

“Esta situación de represión y sanción en suspenso de 10 a 20 días de arresto demuestra una vez más que el rigor de la ley y la represión es solo contra los que reclamos por la defensa ambiental y social, pero los juicios con sentencia firme a favor del medio ambiente cuyo cumplimiento destrabaría estos conflictos, duerme el sueño de los justos. No hay justicia a favor del Iberá solo a favor de los terratenientes y empresarios arroceros”  declaro el dirigente Ambiental Emilio Spataro tras su liberación.

“Es la segunda vez que nos llevan presos por la misma acción, pero no nos detendrán, por que nuestras acciones están legitimadas en la búsqueda del bienestar de lo colectivo que es el medio ambiente, en este caso el Iberà, en cambio el gobierno con su accionar defiende los intereses de una pocos, en esta caso arroceros amigos del poder” concluyó el Ecologista.

Antecedes

El Municipio de Colonia Pellegrini sostiene una larga disputa con las arroceras de la zona que se remonta al año 2006 la Municipalidad de Pellegrini haciéndose eco de las demandas de los vecinos inicia una demanda legal contra la arrocera propiedad del Señor Rogelio Rafael Zampedri y del Señor Carlos José Zambon ubicada en Colonia Carlos Pellegrini.

El 18 de Agosto de 2009 la Arrocera que linda con la Colonia fue clausurada por indicación del ICAA pero siguió funcionado.

Adicionalmente el 25 de Agosto del 2010 el Expediente N° ED4 2669/6; en la Sala 4 de la Cámara Civil y Comercial entendió que el reclamo del Intendente de Colonia Carlos Pellegrini, devino en abstracto por haber sido la arrocera clausurada por el ICAA al constatar el delito. Por lo tanto para la justicia la actividad de la arrocera Zampedri-Zambón no puede estar realizándose.

El 13 de Abril jóvenes del Comando Carpincho, (grupo de Acción Directa, de la Campaña Salvemos al Iberá) fue detenido por protestar en el puente de acceso a dicha localidad. Su dirigente Emilio Spataro fue puesto en prisión durante tres días.

El 4 y 5 de Junio de 2011 se realizó el 1er Encuentro de Pueblos Fumigados del Nordeste, reuniendo a más de 300 personas afectadas de toda la región inclusive de países limítrofes y a especialistas de la materia.

El Municipio, vecinos, operadores turísticos y especialistas sostienen que las arroceras de la zona dañan el ecosistema con el bombeo de agua desde la Laguna Iberá durante cada siembra, destruyen el puente de acceso a la localidad y que además contaminan el ambiente y afectan la salud humana por las fumigaciones con agroquímicos.

Podes ver y descargar este comunicado de prensa en su formato original en http://docs.com/JGE9.

Be Sociable, Share!